miércoles, noviembre 07, 2007

La vida no es justa.

14:30 p.m.
(NOTA: tras haber indagado (yo) varias rutas complicadísimas por toda Europa para un viaje que no se sabe muy bien si va a hacer mi jefe) - y haber estado a punto de que me despidiera por mandarle a paseo (literalmente).

Jefe (desde El Cairo): Alicia, "eso" a lo que tengo que ir, ¿está en Austria o en la República Checa?

Alicia: Pues creo que ni una ni otra, "eso" está en Eslovaquia

Jefe: ¿En Eslovaquia?

Alicia: Claro, habíamos quedado que es en Bratislava, ¿No?

Jefe: ¿No era Ljubjana?

Alicia: En ese caso sería EsloVENIA

Jefe: Sin embargo, en la convocatoria hablaban de algo así como de vuelos a Viena

Alicia: Será porque la capital más cercana de Bratislava es Viena. Está a 64 km.

Jefe: ¿Y eso cómo lo sabe?

Alicia: He estado toda la mañana mirando mapas de carretera. Aunque originalmente la ruta era a Ljubjana.

Jefe: ¿Pero no hemos quedado que la cosa esa es en Bratislava?

Alicia: Claro, pero es que casualmente miré por encima Bratislava.

Jefe: Pues yo no sé por qué, pensaba que era en Praga. El caso es que tengo que ir ya mismo.

Alicia: ¿Desde EL Cairo?

Jefe: Claro.

Alicia: ¿Pero a dónde?

Jefe: A Bratislava, si es que no es en Viena o en Praga, o en Ljubjana.

Alicia: Pero eso son cuatro países diferentes... al menos sabrá en qué país se celebra "eso".

Jefe: Veamos... Austria, Chequia, Eslovenia... Eslovaquia... ¡Hay que averigüar inmediatamente dónde es "eso"!

Alicia: ¿Alguna pista?

Jefe: Sí, lo sabe el alemán ese, el del apellido que empieza por W.

Alicia: Mirando en base de datos... Wildberger... Wiroth... Wößner...

Jefe: ¡¡¡Wiroth es francés!!!

Alicia: Entonces quedan dos, ¿llamo a los dos?

Jefe: Llame a Wildberger. Olvídese del otro, que está en Alemania.

Alicia: Pero me dijo un alemán. Y Wildberger está en Suiza.

Jefe: Pues eso. Alemán.

Alicia: Pero está en Suiza.

Jefe: Me refería a Suiza.



15:00 p.m.

Alicia: ¿Hola?

Jefe (desde El Cairo): ¿Qué tal?

Alicia: Dice Wildberger que "eso" es en Bratislava, pero que mañana se reúnen en Praga para ultimar el orden del día

Jefe: ¿Y qué? ¿Me voy a Praga ahora?

Alicia: ¿No era lo...?

Jefe: Me voy a Luxor. Mañana hablamos.

"click"

6 comentarios:

Alicia Liddell dijo...

Consecuencias de la caída del Muro de Berlín y la desaparición de los soviets. Uno ya no sabe a dónde ir.

Gelbros J3 dijo...

=:@

Con lo fácil que hubiera sido juntarse todos en Torrejuela de las Vasquillas, que está aquí al lao y lo conoce todo el mundo...

Oye, y te queda bien el azul.

Desafecto dijo...

Yo le hubiese mandado directamente a visitar la momia de Tutatanjamón.

Ese tipo no merece su sueldo, y menos a ti

;-)

Francisco Ortiz dijo...

Pues yo a veces soy así de torpe también. No liante, pero sí torpe. Eso sí, no soy jefe de nadie, a Dios gracias.

anilibis dijo...

Alicia: no es que no sepa dónde ir, es que no quiere ir a ningún sitio y a la vez tiene que estar en todo.

Gelbrosj3: muchas gracias. Yo estaría encantada de hacer los viajes por él, pero ya ves, encima ni eso.

Desafecto: Tú si que tienes buenas ideas. :) ¡Monolíticas!

Francisco ortiz: yo tampoco y estoy mucho mejor como estoy. Un abrazo.

Folken dijo...

La próxima vez, símplemente le manda al primer sitio que se le ocurra. Si le despide, al menos se queda con buen sabor de boca.