domingo, abril 12, 2009

NoName XY. SOS

Ayer llegué al ecuador del embarazo: 20 semanas. Parece mentira. Aún no acabo de creerme mi estado, es algo tan increíble que si no fuera por las señales inequívocas (vientre abultado, visitas continuas al baño, desventuras gástricas varias, cefaleas, extraños movimientos debajo del ombligo...) diría que he sido atacada por Anticuerpos Alienígenas e Interestelares. De hecho, es una opción que aún no descarto del todo.

Eso no quiere decir que la criatura no tenga a su padre, que la tiene, oigan. Lo que pasa es que también cabe la posibilidad de que dicho padre haya sido invadido por los Aliens o tal vez seres del Más Allá. No esperaría menos, no por él sino por mí. El hecho de asociarse conmigo ya es en sí un riesgo.

Sin embargo, tras someterme a una amniocentesis y ser ensartada como una aceituna, los resultados aportaron dos sorprendentes datos: es humano y es de sexo masculino. Dicho humanoide también muestra una estructura cromosomática correcta - lo que quiere decir que o realmente es humano o es una imitación increíblemente fiel.

De momento el ser XY en cuestión es NoName, puesto que el padre de la criatura no acaba de aceptar la larguísima lista de nombres a cual más creativo que yo aporté. Verdaderamente, no entiendo por qué no le gustan Galileo, Ulises o Anakin.

Pero en esas estamos, y ya sólo quedan 4 meses y medio y seguimos igual... mi contrario ha conseguido ofrecer unos pocos nombres en previsión, que no tienen nada que ver con los que yo quería pero que tampoco son del todo feos. Yo lo he completado con una nueva lista más descafeinada, a ver si cuela.

En resumen, estos son los nombres en que ambos medio coincidimos:

Víctor, Adrián, Alex, Alester, Gabriel.

Pero sé que la lucha no ha terminado, sé que será cruenta, y dudo que gane ninguno de los arriba mencionados.

Por eso me gustaría solicitaros una ayuda. Queremos un nombre que no sea común (José, Manuel, Javier, Luis, etc...) - y con todos mis respetos por los nombres clásicamente comunes, dicho sea. Pero que tampoco sea hortera (Kevin, Jonathan, etc).

Aceptaría sugerencias encarecidamente. A ver si así el padre de la criatura (sé que me estás leyendo) puede iluminarse también. Si al final sale elegido alguno de los nombres sugeridos por ustedes, ilustres lectores, juro compensarlo con un regalo.

Muchas gracias

Alicia

7 comentarios:

Randy dijo...

Aquiles, Enzo, Lázaro... espero que al menos os inspiren.

VELPISTER dijo...

Marius.

Cowboy Bill dijo...

Ya que me conozco el percal y al final elegiréis uno que se os ocurra a vosotros(el de mi nano, Miguel, fue fruto de una revelación espontánea mientras iba en el Circular), no pierdo nada por probar con uno algo barroco, pero que me tomo la santa libertad de soltar aquí: "Maqroll", en homenaje al imposible-no-quererle antihéroe de las novelitas de Álvaro Mutis. Mi enhorabuena, a tí, Alicia, y a tu chico, por la sucesión de buenas noticias con respecto a "No-name". Estoy encantado y os deseo lo mejor.

Zenobia dijo...

Hola, soy intrusa en este bolg, lo sé, pero aún así no me resisto a hacer una sugerencia,por qué no le pones Vespasiano, como el emperador romano?,seguro que él será el emperardor de la casa y que acabareis bailando al son que marque,jajaj. Felicidades y que todo siga bien

Alicia Liddell dijo...

Pssss. Si en lugar de dos brujas xx hubiera tenido un cenutrio xy, le hubiera puesto Lucas, que es nombre de familia.
Pero lo de Ulises no lo veo nada mal, oiga. La mitología y la historia antigua son una mina inagotable.

Miguel Sanfeliu dijo...

Tan sólo aportar una cuestión que me parece digna de tenerse en cuenta, Sra. Anilibis. Piensen, antes de que la imaginación se desborde por completo, ejem, en lo mal que lo puede pasar uno en el colegio por culpa de una ocurrencia excesivamente creativa. Vamos, que los niños son muy crueles. Que un César puede ser más útil que un Nabucodonosor, pongamos por caso.

Y bromas aparte, me alegra leer entradas como esta. Son momentos muy especiales.

La elección será perfecta, seguro.

Un abrazo.

Alicia Liddell dijo...

Uy, con el catálogo de nombres raros que hoy son del común, los niños están curados de espanto. Todos los nombres les parecen de lo más normal. Además, dada la pertinaz ignorancia que campa por las escuelas, ya nadie sabe quien fue Nabucodonosor.